lunes, 5 de marzo de 2007

Seguridad


Seguridad ciudadana


Yo siempre he sido muy cuidadosa con mis cosas, soy de las que cuando lleva mochila a sitios con aglomeraciones de gente siempre me la pongo por delante como una tripa de embarazada para tenerla siempre a la vista, y me he acostumbrado a llevar mis bolsos de bandolera siempre por delante, aunque he de reconocer que me costó ya que es mucho más cómodo andar llevandolo por detras, pero de esta forma es mucho más accesible a los ladrones.

Tenía una amiga que siempre llevaba su bolso hacia detrás y muchas veces se dejaba las cremalleras abiertas y tenía que estar detrás de ella para que lo cerrara y no lo perdiera de vista. Ahora también me pasa con mi novio cuando lleva su bolso de bandolera que siempre le tengo que estar diciendo "Jaaaaaviiiii el bolso por delante que un dia te vas a llevar un disgusto" y con mi hermana Nuria ni te cuento!!!

Pense que con toda la gente que va por ahi despistada con su bolso nunca me pasaría nada a mi que siempre lo llevo contralado. Hasta el viernes pasado. Sali de trabajar a las 3 en punto y el metro en sevilla estaba a tope, tanto es así que me meti casi cerrando la puerta pero se subio gente y me empujaron hasta la mitad del vagon. Ibamos todos apretujados hasta q se bajo algo de gente en sol pero aun asi ibamos apretaditos. Cuál fue mi sorpresa al bajarme en opera que vi mi bolso abierto.

¿¿¡¡Cómo es posible!!?? Si lo llevaba por delante de mi a la vista y ademas mi brazo derecho iba justo al lado de la cremallera!!!! Lo abri rapidamente para comprobar lo que me habian robado pero el móvil y la cartera estaban ahi sin tocar. Así que pense que con las apreturas del metro en algun momento se me habria abierto la cremallera sin querer, asi que se me paso el susto.

Pero el domingo por la mañana cuando fui a mirar unos horarios de autobuses, abri mi bolso para coger la agenda y no estaba. ¿¿Que raro si yo la agenda no la saco del bolso a no ser que vaya a lavarlo y si es ese caso la cambio enseguida?? ¿¿Donde podrá estar??... Entonces empece a atar cabos... Despues de salir el viernes del metro y comprobar que no me habian robado si que es verdad que note el bolso raro, como algo mas ligero pero como tenia lo básico no me preocupe. Al final llegue a la conclusión de que me habian robado pero en lugar de llevarse el monedero o el móvil habian cogido por equivocación mi agenda.

Ahora se llevan los monederos alargados y planos y claro como mi agenda es así se pensarían que era eso. Al principio me dio la risa pensando en la cara de los ladrones al ver que no habian robado nada de valor y que era una agenda, pero luego empece a pensar en que ellos no habian conseguido nada pero a mi me habian quitado bastante. No es como si me hubieran robado el móvil (que ademas no era el mio sino de mis padres que yo me tengo que comprar uno porque el mio se estropeo) o la cartera que nunca llevo la tarjeta de credito pero ese viernes tenia que sacar dinero y la llevaba encima y el dni, etc. Hubiera sido peor que me quitaran esas cosas que son más de valor y me llevarían mas dolores de cabeza al cancelar las tarjetas, el movil, renovar el dni... pero me han quitado algo que era mio, que aunque solo fuera una agenda tenia valor sentimental, ya no por los telefonos o los cumpleaños y notas que tenia apuntadas, porque las puedo volver a conseguir, sino que llevaba fotos de amigos y familia y recuerdos de visitas a otras ciudades y notas personales que echare mucho de menos.

Todo esto me ha llevado a pensar que aunque tomaba precauciones para que no me robaran nunca son suficientes. Esta vez a sido un aviso pero otra puede ser peor. Así que para recordar este echo y que no me vuelva a pasar y para concienciar a todos mis amigos que van por la vida como si nunca les fuera a pasar a ellos aquí dejo un par de consejos para evitar que no te roben (a lo mejor no siempre funcionan pero es mejor prevenir que curar....)

  • Si bajas del autobús, o en el metro o cualquier lugar, no dejes las bolsas fuera de tu vista, y si tienes un portátil, mejor mantenlo colgado igual que el bolso.
  • En los cajeros autómaticos siempre mejor ir acompañado, y evitar ir de noche. En caso de que el cajero no funcionase y no devolviese la tarjeta, anularla lo antes posible y desconfiar si alguien se ofrece enseguida para prestar ayuda.
  • En un café, restaurante etc.: No colocar el bolso fuera de la vista, vamos, mejor mantenerlo colgado. No dejar en la mesa objetos de valor como el móvil o cámara de fotos, últimamente actúan grupos de niños que se llevan todo lo que está a su alcance a la vista de todos y huyen aprovechando la sorpresa que causan. En los establecimientos el personal suele estar atento, pero hay mucha gente y toda precaución es poca.
  • No llevar cantidades que te importen de dinero, ni el pasaporte o documentación. Puedes llevar una fotocopia del pasaporte.
  • Si llevas tarjetas, llevar aparte los números para poder cancelar.
  • ¡La cámara mejor que no esté a la vista para no llamar en exceso la atención como turista despistado!
  • Si tienes que dejar objetos en el coche, mejor dejar éste en un parking vigilado.
  • Si viajas solo, no dejes tu bolso en el asiento de al lado, cierra los seguros, y la ventanilla de al lado.
  • Las zonas en las que hay que tener más cuidado son los principales centros de transporte, como las estaciones de tren de Atocha y Chamartín, la Estación Sur de Autobuses y las estaciones de metro de Sol, Callao, Chamartín.Hay que tener especial cuidado si se pasea por la zona de Lavapiés. También conviene estar atento en las zonas más céntricas, Sol, zona de Sevilla y Huertas y alredeores y los museos son territorio de los carteristas, que pueden utilizar trucos como acercarse en plan amistoso con un plano de la ciudad preguntando algo ininteligible. Pueden ser hombres o mujeres, normalmente jóvenes, y aunque nos duela decirlo suelen ser extranjeros, de origen magrebí o de algún país del este de Europa.


Ejemplos de robos típicos:
Carteristas:
Clásico robo en los autobuses o en el metro. Una persona normalmente de raza chechena, azerbaijana o georgiana, es decir de pelo negro y tez mas oscura, se nos sitúa próxima y extrae la cartera o el dinero de nuestro bolsillo con la mano o una especie de alambre, para evitarlo estar atento a toda persona que se nos sitúa próxima e interpone un abrigo, jersey u otra prenda entre el y nosotros para que no veamos como manipula por debajo de él. De nuevo el mejor sistema es llevar los bolsillos sin nada de valor y carterita por dentro del pantalón.

Corte en el fondo del bolso o mochila:
Se produce en los autobuses, tranvías y en el metro, una persona se nos sitúa al lado y con una cuchilla nos abre sin que nos percatemos el fondo de la mochila para extraer su contenido. Para evitarlo precauciones como no llevar en aglomeraciones la mochila en la espalda, sino a la vista y las pertenencias de valor como el pasaporte o el dinero en una carterita por el interior del pantalón / falda, bastaran para evitarlo.

Robo por bloqueo en el metro:
Es uno de los robos mas extendidos y el que produce mayor nerviosismo en la victima, ya que en todo momento se es consciente de lo que esta ocurriendo, pero no se puede evitar. Se produce siempre a la entrada o a la salida del vagón del metro sobre todo en las estaciones de Nevski Prospekt, Gostiny Dvor, Ploschad Vostaniya y Mayakovskaia,( las más turísticas). Según nos situamos junto a la puerta para prepararnos a entrar / salir del vagón de metro, un grupo de ladrones se colocan alrededor nuestro y en el momento en que comienza el movimiento de personas producen un bloqueo corporal impidiendo movernos, en algunas ocasiones puede parecer que es debido a la multitud que empuja, pero en otras se ve claramente que los apretones no tienen justificación, ese momento es aprovechado para limpiarnos los bolsillos y no siempre con maestría, ya que notamos que estamos siendo "registrados" pero al ser un grupo de cuatro o cinco personas, nos inmovilizan sin dejarnos poder huir, en algunas ocasiones el bloqueo se realiza sobre la ultima persona de un grupo de compañeros de viaje aislándola de ellos, no pudiendo entrar / salir del vagón junto al resto del grupo y pasando un mal rato por quedarse solo. Para evitarlo, lo mejor es no llevar nada en los bolsillos y menos aun en los bolsillos traseros, a pesar de que es obvio que no se debe llevar una cartera con dinero en el bolsillo trasero, se dan numerosos casos de personas descuidadas que van pidiendo que les roben sus pertenencias, el uso de una carterita interior porta documentos, es la mejor forma de evitar estos habituales robos. Estar muy atentos al entrar o salir de los vagones y no salir en medio del tumulto también evitara vivir estas desagradables situaciones.

En resumidas cuentas... vigilar lo propio y andar con mucho ojo a todo lo que parezca extraño.